Aunque los prejuicios milenarios continúen privándonos de recibir una educación amplia y sólida, por impedirnos asistir a los centros culturales; aunque las costumbres absurdas sigan apartándonos de la vida activa, confinándonos al hogar, convertido así en cárcel; aunque las leyes injustas nos obliguen a ocupar un lugar secundario en el mundo consciente, las ondas redentoras, portadoras del alimento espiritual, llegarán de hoy en adelante hasta nosotras”.

Teresa de Escoriaza y Zabalza (1924)

Con motivo del 8 de marzo hemos decidido publicar un texto reflexivo que abordase nuestra relación con la voz, el valor de pertenecer al colectivo Raíces Nómades y de nuestro programa de radio del mismo nombre.


Texto en memoria de Teresa de Escoriaza y Zabala (7 de diciembre de 1891- 18 de julio de 1968), quien en ocasiones utilizó un seudónimo masculino Félix de Haro. Autora del primer discurso feminista a través de la radio en la historia de España emitido por en Madrid por Radio Ibérica el 22 de mayo de 1924.

Como mujeres migrantes tener un espacio político y de cuidado en nuestra ciudad de acogida, en este caso Freiburg es parte fundamental en nuestro proceso de sentirnos parte de este territorio. La radio, se convierte en estas circunstancias en un espacio que nos empodera, donde podemos desarrollarnos personal y profesionalmente en un país, que por nuestra condición de migrantes y desconocimiento del idioma muchas veces nos tiene trabajando en sectores profesionales por debajo de nuestra cualificación y que nos obliga a gestionar una sensación de frustración vital y profesional.

En este punto, el colectivo como red, como red inalámbrica que llega a cada casa, que nos acompaña y se preocupa se ha convertido en un pilar fundamental de nuestro soporte y cuidado y donde nos cuidamos porque el amor, la amistad y el cuidado son parte de nuestra forma de organizarnos. Raíces Nómades es un colectivo de afectos y cuidados y esa filosofía la impregna cada programa que emitimos. Donde nuestras voces, como hilos de Ariadna van contando las luchas, las resistencias, los éxitos y las artes de nuestros lugares de origen o de aquellas personas que aun siendo de otros territorios en un ejercicio de sororidad tienen en nuestro espacio radiofónico también su altavoz.

La voz como herramienta en la que nos desarrollamos como seres humanos y el idioma como conjunto de sonidos que nos hacen sentirnos parte de un arco cultural amplísimo ha tejido históricamente un conjunto de resistencias de las que nos sentimos parte y en las que continuamos tejiendo los nudos de esta red feminista.

Por eso, en este 8 de marzo de 2021, día internacional de las Mujeres Trabajadoras, queremos recordar a las mujeres que desde el inicio formaron parte de las plantillas de la mayoría de las radios que operaron en los años 20 y 30 del siglo pasado, porque la historia androcéntrica ha tendido a olvidar sus nombres. Por eso hoy reivindicamos su legado, sus nombres y agradecemos a estas mujeres que nos abrieron el camino. Y ponemos en valor su trabajo y el de nuestras colegas contemporáneas que, a través de radios comunitarias como la nuestra, en podcast o en emisoras de renombre hacen de las ondas radiofónica un espacio de liberación, empoderamiento y construyen red feminista que se cola en las casas, donde tantas mujeres aprendemos y encontramos un espacio de cuidado y sostén.

Versión PDF para descargar y compartir: